Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

La crisis de los 30 y una serie de catastróficas desdichas

Cada vez que pienso en el blog me da un punto de nostalgia. Echo en falta las horas y los minutos contando letras y palabras y juntando pensamientos, hilvanando historias, reflexiones, leyendo lo que escribe la gente… pero a ver, qué se le va a hacer. La última vez dejé el blog en aquella historia sobre el Jardín de las Delicias y, la verdad, es que han pasado muchas cosas, muchísimas, desde entonces hasta la actualidad.

El caso sobre el robo en mi casa quedó en caso sobreseído. Lo que es bueno, porque aunque no haya sacado nada de beneficio sobre el asunto, significa que por un lado no habrá sed de venganza y por el otro tampoco habrá investigación. Así que puedo respirar tranquila y seguir trabajando. Encontré un nuevo socio y di con una buena fuente de suministros. Digamos que el asunto está estable.

Mientras la vida se sucedía en mi casa pasaban cosas.

Tuve 14 cachorros en mi casa (más mis tres perros, más mis dos gatos, más mis periquitos, más los perros de una amiga… ) y no os podéis imaginar lo complicado que es compaginar una vida de camarera con tantísimas bocas que alimentar y tantísimos culos que limpiar. Mi casa sufrió estragos, mi salud también. No obstante, logré apañar los 14 perros, uno por uno, cada uno con su dueño. Después tuve que recuperar mi hogar y volver a reconstruir todo lo que se había ido a la porra… figurad en qué condiciones queda un hogar después de una plaga de cachorros.

Durante la reconstrucción, hubo muchas pérdidas. Mi trabajo se fue a tomar por culo. Mira que he trabajado en sitios raros… pero raros y con gente extraña no, extrañísima. Pero este se llevaba la palma. Un buen día, cuando bajé a trabajar, según entraba por la puerta del restaurante tres patrullas de la guardia civil se llevaban esposado a mi jefe. Más tarde me enteré de que lo habían metido en el calabozo porque, por lo visto, tenía una denuncia por agresión con violencia de género por parte de su exnovia, la cual había sido sometida a dos años y medio de malos tratos psicológicos y arruinada con una deuda de 20.000€ por parte del fulano que había causado que la embargaran su casa. La tia, evidentemente, estaba como un cerrojo y furiosa… pero la cuestión es que la denuncia destapó todo un cuadro de conductas escandalosas y aberrantes, como travestismos variados, líneas calientes, prostitución, acoso a menores… todo eso sumado a que en algún momento tuve algún roce de corte incómodo me llevó a abandonar el barco ipso facto. Todos mis compañeros saltaron a la vez y como vimos que no íbamos a cobrar después de la detención, directamente nos cobramos nuestra parte en especias y saqueamos el restaurante.

Lo más impresionante es que sigue abierto y el tío, a pesar de que en TODA la sierra saben lo suyo actúa como si nunca hubiera pasado nada.

En un momento determinado de mi vida, me pegué un piñazo con mi furgo. No pasó nada grave, gracias a la Gran Madre, pero la pobre fur se fue derecha al taller a la espera de que pudiesen reparar todas las piezas rotas y de que pudiese juntar el dinero para arreglarla. La recupero el miércoles que viene, menos mal.

Se rompió mi teléfono móvil. Se murió mi perro primigenio de una forma misteriosa e incomprensible. Me caí por las escaleras provocándome un desgarro muscular que me ha tenido muy fastidiada. Se fastidió el termo de agua caliente de casa dejándome todo el verano con agua fría. Mi subvención agrícola nunca llegó, por lo que mi planteamiento hortelano ha quedado postergado a la próxima campaña. Tuve que darle a una amiga mis ahorros para sacar a su marido de la cárcel. Mi amiga se divorció y nunca me devolverá el dinero (tenía que haber dejado que lo encerraran). El perro de un amigo se rompió una pata y me tocó arreglarla como buenamente he podido porque nadie tenía presupuesto para pagar la operación quirúrgica (actualmente se recupera más o menos). Estuve enferma dos días con tantísima fiebre que deliraba.

Y, finalmente, se acabaron las desgracias.

Tras haber perdido la esperanza y haberme desquiciado, he llorado,  he gritado, he maldecido, he sentido pánico… y ahora estoy en  una especie de estado semi reflexivo a través del cual intento canalizar todas mis energías en busca de una luz al final del túnel. En el tema económico no es que me haya recuperado, pero he logrado alcanzar cierta estabilidad funcional que me mantiene más o menos viva y en calma y me permite trabajar poco a poco en otras cosas. En el reino laboral, mantengo mis esperanzas puestas en la temporada alta, aun quedan los mejores meses de verano para hacer algo de dinero y trabajar cotizando algo. Y ya he echado mi cv en todos los lugares que he podido y me voy presentando a todas las entrevistas de trabajo que encuentro a mi disposición. Está la cosa complicada. Pero debo ser paciente.

Mientras tanto, he decidido volcar todos mis pensamientos en limpiar y ordenar mi casa. La limpieza tiene algo de terapéutica. Tirar todo lo que sobra, todo lo que está roto y todo lo que ya no se quiere, limpiar la porquería, organizar las cosas, decorar el hogar a gusto de una misma… suena extraño, pero dicen que para estar bien por fuera, primero hay que estar bien por dentro y una casa, al fin y al cabo, es un reflejo de una misma, una expresión de la personalidad y el estado emocional de cada persona. Y, sinceramente, en seis años nunca me había fijado en lo grandísima y enormísima que es esta casa…  menudo casoplón que tengo. Conforme voy despejando espacios y organizando dormitorios y limpiando y ubicando las cosas, madre mía… tengo una casa rural para mí sola. Supongo que era cuestión de tiempo que desarrollara todo su potencial.

En fin, supongo que tarde o temprano a todos nos da la crisis de tener que ubicarnos en el tiempo y en el espacio. Pero el problema, según lo veo yo, no lo tenemos nosotros, sino la sociedad en sí misma. Nos han presionado tanto para convencernos de que hay que alcanzar tantos objetivos de una forma tan determinada que parece que a los 30 si no has cumplido no eres nadie. ¿Por qué tenemos que ser exactamente igual los unos de los otros? Una de las principales cosas de las que me he dado cuenta al ordenar y decorar mi casa es que nunca he visto ninguna casa amueblada y decorada como la mía. Todas son más o menos iguales, más o menos a la moda, más o menos estandarizadas… la mía se está volviendo cómoda y divertida, con un montón de rincones para disfrutar y pasarlo bien.

Espero estar en la línea de recuperación correcta e indicada. Y encontrar tiempo para volver a escribir de forma semanal y organizada. Echo de menos esto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 8,154 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 109 other followers

The AfroPunk Entrepreneur

Entrepreneurship for For Bohemians, Punks, Artists, Rebels & People Who Don't Fit The Mold

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

Psicología para todos

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

%d bloggers like this: