Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

La Bella, la Bestia y el Jardín de las Delicias III

III. La Bella

Después de lo sucedido yo tenía que volver a poner orden en mi vida. 52 horas después de la marcha de Bestia, empezaron a llegarme mensajes de móvil con amenazas variadas… Bestia me bloqueó el teléfono justo el día que recogió la bolsa. No sé si quiso protegerme o simplemente olvidarme, no sé hasta qué punto le calé hondo en su alma, y nunca lo sabré. Pero su mujer trató de localizarme. Me buscó por todas partes, pero no debió de encontrar mi número de teléfono y sólo consiguió encontrar mi cuenta de Instagram que, imagino, se la daría un ‘amigo’ que teníamos en común que era el único que la conocía y durante una semana me estuvieron llegando mensajes y amenazas por parte de ella.

Ah… las amenazas, ahora os explico por qué. Pero para que la historia se entienda correctamente, tengo que volver a empezar y rellenar las lagunas de lo que falta.

Bestia y yo nos habíamos conocido en el trabajo. Hasta ahí bien. Y ahí había empezado el juego. Lo que Bestia no sabía es que tiene la boca demasiado grande y ladra demasiada información. Me imagino que en su  mundo, todas las cosas que cuenta y que dicen asustan a los mediocres. Bestia es una bestia… alimenta el miedo y gobierna desde el terror. Pero para que un reino funcione a través del miedo, sus habitantes tienen que estar convencidos de que la amenaza es real. Bestia no me daba miedo porque ya me he enfrentado a miles de bestias como él y, básicamente, soy adiestradora y culta, además de inteligente.

Un día quiso engrandecerse y me contó cómo había sido el rey en su ciudad de origen, porque todas las bestias presumen de sus hazañas, y cómo había conseguido que toda una ciudad le tuviera pánico. Antes de meterme en su cama, cuando estuve un tiempo ignorándole, lo que en realidad estaba haciendo eran mis propias indagaciones. Una bruja tiene sus recursos y con el tiempo me di cuenta de que todo el conocimiento estaba ahí, en mí, que sólo tenía que empezar a usarlo con la habilidad de una zorra arpía manipuladora, tirar de los hilos, averiguar las cosas y… manejar la situación.

Cuando mis amigos me llamaron para hablarme de la mercancía, llamé por teléfono a un soldado del viejo reino y le pedí información. No tardó en darme los detalles. En seguida supe de su mujer, de su vida, de los antecedentes penales que tenía, de por qué había venido a trabajar a mi lado del bosque, de a qué se dedicaba, de cómo actuaba, de quiénes eran sus amigos, de las fechas de sus juicios, de por dónde se movía. Una llamada telefónica me dio todo lo que necesitaba para que el juego estuviera en mis manos. Y lo que Bestia no sabía era que su Bella, su hermosa, linda, delicada y vulnerable Bella, es en realidad una Bruja, una Reina Bruja con una capacidad infame para hacer el mal.

Lo tenía todo: la mercancía, el espacio y la Bestia que me haría el trabajo sucio y, por qué no, me daría unos cuantos orgasmos por el camino.

Cuando terminamos el trabajo oficial y empezamos a dedicarnos al negocio, él hizo su papel de príncipe azul y yo me metí en el rol de la bella doncella que le abría las puertas de su humilde morada para que pudiéramos empezar una vida juntos. Nunca le pedí explicaciones de lo que hacía cuando se marchaba y él pensaba que vivía feliz en mi nube.

Lo que él no sabía es que, mientras él estaba con su mujer, mi amigo el soldado rebelde me mandaba fotografías y vídeos de Bestia con su señora danzando por su ciudad y estaba empezando a mover los hilos de la venta de mi mercancía por mi cuenta. Empezamos a hablar de precios y de cantidades y de cómo pretendía quitarme de encima el paquete y hacer dinero.

Bestia y yo habíamos soñado mucho tiempo con utilizar el dinero para pillar un piso en el pueblo donde habíamos estado trabajando, ya que allí teníamos amigos, hay alquileres baratos y mucho mercado para continuar haciendo negocios. Y haciendo cuentas, entre las ventas, mi trabajo y demás, no salía la idea nada mal, así que habíamos empezado a mover los hilos para conseguir un piso y el material para montar nuestro jardín de las delicias.

El último fin de semana que se marchó, habíamos tenido una pequeña discusión a cuenta de la mercancía. Le pedí mi parte del dinero y no le hizo demasiada gracia… al final le dije que podía venderla como quisiera, que me daba igual siempre y cuando la vendiera y diera para pagar el piso. Decidí que discutir no era la mejor manera de hacer las cosas en aquel momento porque, al fin y al cabo, las Bestias no razonan. Él se marchó y la misma noche me llegaron las informaciones. Había estado en casa de una conocida común con su mujer y habían dicho que volvían juntos definitivamente. Tenía que darme prisa.

El sábado por la noche, abrí su mochila y rebusqué entre sus cosas. Había traído una placa de polen para ir fumando y vendiendo algo en lo que sacaba mis flores adelante. La partí, la preparé y me fui a otra comunidad autónoma a venderla en una discoteca en la que aproveché para ponerme hasta el culo de copas. Y la vendí. Cuando él me llamó por teléfono para decirme que iba a venir a por sus cosas, no podía permitir que llegara y encontrase la caja del chocolate vacía. Además, acababa de llegar a casa y todavía estaba borracha.

Básicamente, logré convencerle del acuerdo y me acerqué.

Al lunes siguiente, me fui a la ciudad y me gasté el dinero en la peluquería, en tiendas de ropa, en comer fuera… me di un gustazo tremendo… básicamente había desaparecido de mi vida tanto el polen como el dinero, no había nada que la Bestia pudiera reclamarme. Y conservaba mis flores… y mis contactos. Y los clientes tenían que pagar las deudas.

Mientras su mujer empezaba a mandarme amenazas, supongo que en el momento en el que se dieron cuenta de que habían perdido la mercancía con la que pretendían sacar el dinero para sobrevivir en su submundo, yo estaba negociando, con mi nueva imagen corporativa, la venta de mis flores al por mayor.

<– Capítulo anterior   -//—//-   Capítulo siguiente –>

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 8,183 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 110 other followers

The AfroPunk Entrepreneur

Entrepreneurship for For Bohemians, Punks, Artists, Rebels & People Who Don't Fit The Mold

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

Psicología para todos

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

%d bloggers like this: