Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

Consciencia (I): los besos, llaves que abren y cierran.

Si buscamos en el diccionario un beso encontramos esta definición:

beso

  1. m. Toque que se hace a algo o alguien con los labios juntos y separándolos haciendo una pequeña aspiración: el niño me dio un beso.
  2. Expresión simbólica de lo que esta acción representa:
    te mando un beso.

Pero un beso también proviene del verbo besar. Este verbo podemos encontrarlo como sigue:

besar

  1. tr. y prnl. Tocar algo o a alguien con los labios juntos y separarlos haciendo una pequeña aspiración, en señal de saludo, cariño, amistad o reverencia:
    me dio un beso muy cariñoso.
  2. Tocar una cosa con otra:
    el mar Caribe besa las costas de Venezuela.
  3. prnl. col. Tropezar una persona con otra: se besaron violentamente al torcer la esquina.

Qué curioso. Se define besar como ‘tropezar una persona con otra‘, como un choque, como un encuentro, una colisión. Y digo yo, ¿no sería también extrapolable a un encuentro espiritual? Si dos personas pueden chocar al caminar por la calle, ¿por qué no dos almas, dos energías, dos espíritus? ¿En qué consiste esa fuerza tan maravillosa y tan extraordinaria que nos impulsa a juntar nuestros labios con los de otra persona? ¿A caso no es una forma como otra cualquiera de transmitir, de dar y recibir?

¿Qué son los besos? ¿Qué significan? ¿Cómo los entendemos? 

Como os conté en su día, me acerqué a León el fin de semana. Y como podéis comprobar con vuestros propios ojos de avezados lectores, han sido 24 horas llenas de emociones y material suficiente como para escribir toda una saga. Y sí, la cosa va de besos, de besos que abren y cierran capítulos en la historia de esta anónima bloggera que recupera la conexión con el mundo y que, una vez más, regresa a la liza con una nueva piel y con algo más de conocimiento y experiencia dentro de mi alma.

Tass… creo que aquí lo reflejábamos con este nombre Tass, Tasslehoff, Dwarfs… algo así. Apareció un día en mi línea de teléfono para salvar a mi mente de la destrucción en la que andaba sumida entre ansiolíticos, antidepresivos, alcohol y demás rollos autodestructivos. Sí, tíos, lo habéis leído bien, autodestructiva. He muerto en vida en los últimos cuatro meses. Pero heme aquí, renacida, más viva que nunca.

Como iba diciendo, Tass reapareció y me sacó, sin pretenderlo ni saberlo, del pozo en el que me había sumido. Me dio un objetivo nuevo. Y con ese objetivo recuperé la motivación y la inquietud y las ganas de hacer cosas. Y la curiosidad. Y tal y como escribí en la última entrada, el contacto con aquellos que habían formado parte de mi vida, especialmente de la vida reflejada en las líneas que escribo en esta humilde bitácora brujística mía.

¿Qué son los besos? A mi modo de ver, los besos son herramientas con múltiples funciones.

Mi queridísimo brujo del Páramo estaba estupendo. Decidido, cambiado, buscándose a sí mismo. Ha hecho muchos cambios en su vida y ha ganado unos kilos de más. Pero está estupendo. Y, sin embargo, su energía tiembla, se resquebraja. Algo no va bien en su elemento interno. Estuvimos hablando largo y tendido… le conté mi drama personal y admiró mi fortaleza interna. También admiró mi escote, como es nuestra costumbre, y alabó el color de mis labios y el brillo de mi cabello. Titania trae consigo la magia en sus encuentros fortuitos y atrae la admiración de los mortales.

Pero no era sólo eso. La última vez que nos habíamos visto no era más que una niña asustada, confusa y perdida, una pequeña aprendiz de bruja que se acurrucaba en su regazo absorbiendo su magia, su energía, su comprensión del mundo, intentando crecer y aprender de un maestro. Ahora ya no soy la misma persona, porque he aprendido, he crecido y he viajado a su encuentro sólo para mostrarle en lo que me he convertido en parte gracias a él, a sus enseñanzas involuntarias. Y está claro que pudo percibirlo porque un brujo reconoce a una bruja. Sus Tinieblas nadan en mi interior, impregnando la floresta de las enredaderas de mi bosque que se nutre y fortalece con su oscuridad generando una luz que brilla con sus propias tonalidades en medio del universo, generando su propia fuerza.

Y me admiró por ello. Y conforme hablábamos seguía percibiendo cómo los fragmentos de su coraza empezaban a caer dejando entrever que algo no iba bien en su interior. Y se derrumbó. Porque él sabe que puede quitarse la coraza ante mí, porque si no se la quita él, se la quito yo, porque puedo desnudarle con la mirada, porque puedo romper su jaula de acero sólo con una caricia, porque me ha enseñado a hacerlo durante todos estos años… y porque sabe que soy un refugio seguro para su propia vulnerabilidad. Conmigo está a salvo, nunca tuvo nada que temer. Así que conmigo se abrió.

Me contó que tenía una pareja, una chica a la que todos conocemos. La ex del Master de HQ (os he hablado de ellos aquí mismo). Me alegré por ellos, pero él no estaba contento. Me contó que no era ella, sino que él no estaba seguro, que quería venir a verme a mi bosque, encontrarme, conocerme, y que si bien yo les invitaba a ambos, él quería venir solo. Me contó que quizá la próxima vez que nos viéramos ya no tendría pareja. Me contó que estuvo a punto de venir a verme una vez, pero no pudo, que se arrepentía de no haberlo hecho antes, que sentía mucho lo que me había pasado. Me habló como si se sintiera culpable.

Pasamos la noche en su alcoba, en esa alcoba abuhardillada sobre la que tantos relatos he escrito. La alcoba de los conjuros donde hemos parado el tiempo tantísimas veces, el templo de nuestra intimidad. Allí caímos en la cuenta de que la magia fluía sola por nuestras venas como el aire que entra y sale al respirar de nuestros pulmones, un aire que sin quererlo se mezclaba en la proximidad de su cuerpo con el mío, de su calor con el mío. Y, por primera vez en nuestra historia, no fue su calor reparando mi frío, sino que fue el mío el que acudió a su cuerpo rendido y herido para envolverlo en la ternura sanadora de un espíritu fortalecido capaz de comprender y reconocer a un igual. Fueron mis dedos los que registraron el temblor de su piel, el miedo, el ansia… y mis labios entreabiertos y mis ojos despiertos y cristalinos pudieron percibir a través de su mirada de hierro el ansia, el querer, el deseo… y el miedo.

besoTienes que aclarar tus ideas“, susurré cuando sus labios se separaron de los míos.

No, aquel beso no fue reparador. Aquel beso era más bien un grito de socorro, un quiero y no puedo, un no sé qué hacer. Aquel beso representaba para él todo lo que nunca se habría podido atrever a decir con palabras. Porque cuando el brujo del Páramo calla, todo él habla y todo él cuenta y explica y comparece ante el tribunal de mi verde mirada. Una sonrisa de comprensión por mi parte despertó un suspiro de alivio por la suya. Y entonces lo vi con claridad, encontré la respuesta en el mismo instante.

Sus manos se aferraron a mi cintura y me atrajeron contra su cuerpo desarmado, vulnerable, ansiando el consuelo y temiendo el castigo que vendría después infligido por su propia alma, su propia mente, esclava de sus prejuicios, de sus ideas, de los constructos sociales que guían a los mortales.

Soy humana“, susurré temblando de deseo, ardiendo entre sus manos, “pero soy tu amiga… mañana te sentirás culpable y yo seré una amiga de mierda“.

Sus manos se despidieron de mi piel de hielo con caricias esperanzadas. Respiró mi aroma una vez más antes de que desapareciera de su lecho y dejó que me escabuyera. Pero no me fui sin devolverle el beso.

Descansa, brujo,” le susurré al oído antes de besar su cuello con el cariño que dan los años y después le miré y no pude evitar esbozar una sonrisa, su aura estaba en calma, se relajaba, habíamos evitado el peligro y, esta vez, había sido mi sabiduría la que acudió al rescate de su alma herida y halló la paz en nuestro conflicto, he aprendido del mejor maestro, “siempre seré tu amiga“.

Gracias“, murmuró él.

Quizá pensó que no le oí porque lo dijo muy suave, en voz muy baja al tiempo que cruzaba el umbral de su puerta y me deslizaba al cuarto de invitados en el piso inferior de la torre para no llamar la atención. Quizá no lo dijo y lo sentí vibrando en el ambiente. Pero la turba que antes se removía en torno a su alcoba se calmó y aquella energía extraña que siempre se había deslizado hasta mí en forma de tentáculos para atraparme y atarme al lecho de su alcoba se había retirado, permitiéndome, por fin, deambular por la torre como me viniera en gana con la seguridad de que ahora yo también soy dueña de esa oscuridad reinante, oscuridad de la que el propio brujo del Páramo me ha hecho heredera.

Volveremos a vernos, seguro, quizá se atreva algún día a aventurarse entre la maleza de mi bosque. Pero yo sí sé que subiré en más ocasiones a la Torre Oscura, al Páramo. Pues aunque hemos cerrado un capítulo más en la historia, ésta sigue siendo inconclusa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,974 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 104 other followers

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

%d bloggers like this: