Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

Cuando tienes que denunciar a la persona que quieres

Sentimientos encontrados. Esta mañana nos han llamado a declarar. A Lucifer lo detuvieron anoche, no sé dónde lo encontrarían ni como, supongo que rondaría por casa de su madre y sus hermanos y lo llevaron a la comandancia de la Guardia Civil correspondiente a pasar la noche hasta la comparecencia.

Ayer tuve que hacer muchas llamadas y muchos papeleos: médicos, psicólogos, abogados, guardias, testigos… lo más duro es tener que revivir la misma historia todo el tiempo. Sólo quiero olvidar este episodio y dejar de sufrir, pero no puedo hacerlo. Si quito la denuncia me perseguirá hasta el día del Juicio Final. Si no la quito, estará ahí todo el papeleo y todos los trámites hasta el dictamen del juez.

Y mientras tanto, la gente bromea a tu alrededor para ¿qué expresión usaban? ‘quitarle hierro al asunto’. Lo que lo convierte en algo más frustrante aún. Tenía planes con esa persona, tenía una idea de un futuro juntos, tenía sentimientos hacia esa persona, sentimientos positivos y esperanza y sueños. Y se han ido a tomar por culo porque a esa persona se le ha ido la pelota y no entiendo por qué.

Antes de que ocurriera todo esto no dejaba de preguntárselo, por qué, por qué yo, por qué así conmigo. Y ahora sigo sin entender qué demonios es lo que he hecho tan malo, tan malo, tan malo, para que todo esto tenga que ser realidad.

Lo que la gente no ve es que te desvives por cuidar de una persona que sabes que tiene problemas, se lo das todo, el dinero, la casa, la ayuda, el apoyo y aguantas el chaparrón y haces lo imposible por el bienestar de esa persona. Y al final te das cuenta de que esa persona sólo te hace daño, carga contra ti, te busca, te hiere, a tus amigos… ¿y todo el amor? ¿y el cariño? Yo estaba ahí cuando él vino a parar a mi pueblo, estaba ahí cuando tuvo problemas con sus compañeras de trabajo, estaba ahí cuando tuvo que ir a los juicios que tenía anteriores, estaba ahí cuando le faltó la casa y el dinero, cuando lloró, cuando tuvo que desatar su ira. ¿Y qué he recibido a cambio? Insultos, insultos, insultos, amenazas… ¿por qué?

Le quería. Y ahora me acuerdo de todo eso y me duele. Y voy al juzgado y la gente me pregunta por qué le cogía el teléfono y por qué le llamaba. Porque le quería. Me preguntan por qué no acudí antes a las autoridades. Porque le quería y quería ayudarle, no quería esto. Por qué quiero denunciarle. Porque su amor me está matando, porque me maltrata, porque mi mente rota ya no puede soportarlo más. Porque no lo entiendo, porque no sé lo que ha pasado, porque no sé cuándo ni cómo se ha ido todo a la mierda.

Recuerdo las cosas buenas y ahora no son más que un fantasma en medio de la tormenta y de la bruma. Y pienso en su calor y en aquella noche en la que el mundo entero vibró y desapareció a nuestro alrededor y todo son espejismos hechos añicos en medio de la tormenta de arena. ¿Fui feliz con él? Sí. ¿Estaba dispuesta a dejarlo todo por él? Sí. Entonces… ¿qué pasó?

Siempre decía que soy una mujer estupenda, muy valiosa y que me amaba con toda su alma. Entonces, ¿por qué ha tenido que pasar todo eso? ¿por qué?

La gente piensa que denunciar el maltrato es fácil. Pero no lo es. No especialmente cuando tienes que sacrificar a un monstruo que antes fue tu príncipe, cuando sabes que todo lo hermoso que tuviste una vez se ha ido a la basura y ya nunca va a volver. Y lo más difícil, que nunca te lo cuentan en los medios de televisión, ni en los anuncios del 116, es que tienes que saber que nunca vas a saber por qué, ni qué pasó realmente, ni cómo se transformó todo. Por qué no pudo salir bien o qué hiciste para merecerlo.

Tenemos que ir al juicio el próximo miércoles. Tendremos que comparecer los dos. Tendremos que estar presentes en la misma sala. Tendré que verle. O al menos escucharle. Y contestar a sus preguntas.

Me duele lo indolible tener que pedir al mundo que no vuelva a acercarse a mí la persona a la que una vez quise para siempre. Ahora ya nunca podré confiar en él ni creerle ni sentirme segura a su lado. No sé cómo ni por qué, pero ha roto lo más bonito que había tenido nunca en mi vida. Y duele mucho.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,974 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 104 other followers

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

%d bloggers like this: