Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

Pánico antes de los 30

Me queda una semana para cumplir 28 años. No me disgusta la idea, tengo una vida muy plena. Anoche fui a celebrarlo con dos buenos amigos míos que me invitaron de copas a una jam-sesion de folk rock. Estuvo bien.

Todo fue genial hasta el preciso instante en el que ella me dio la noticia: van a casarse y quieren que sea testigo en su boda. Bien, ¿no?

Lo que siguió a esa conversación fue la situación más extraña en la que me he visto envuelta en toda mi vida. A partir de la palabra boda, mi noche de cumpleaños se convirtió en un consultorio romántico en el que mis dos amigos, futuros marido y mujer, me daban toda suerte de consejos sobre mi vida amorosa. Sobre el hombre que duerme en mi cama, sobre el brujo del páramo, sobre todo en términos generales.

Yo bebía, fumaba y cruzaba miradas con el cantante del grupo, por los viejos tiempos, y en medio de la vorágine de consejos y filosofías pastelosas y versiones de Pink Floyd se me iba abriendo poco a poco una idea en la cabeza: sálvese quien pueda.

Voy rozando los 30. Sí, vale, me hago mayor… pero mayor mayor como para preocuparme por el sentido de mi vida, no tanto, estoy empezando a disfrutar de mi existencia en este planeta. ¿Por qué preocuparme por algo más? Me quedan dos años y una semana para llegar a los 30 y hasta entonces no tengo prisa.

Lo malo de ir rozando los 30 es que tus amigos también andan por ahí. Y no sé por qué, pero empiezan a aparecer bebés y bodas por todas partes. Los que no se casan, se embarazan y viceversa. Y de pronto todas las conversaciones de los bares giran en torno a banquetes, ramos de flores, vestidos, invitaciones, pañales, chupetes, llantos nocturnos…

¿Dónde ha quedado el ánimo de salir a comernos la noche y disfrutar sin preocupaciones? ¿Por qué tengo que hablar de bebés? ¿Y de bodas?

Vale, no me disgusta ni lo uno ni lo otro. Celebro que mis amigos se casen y se reproduzcan como manifestación de su amor. Viva ellos. Pero de lo que no se dan cuenta es de que cuando empiezan a embarcarse en el mundo de la maternidad y del matrimonio de pronto cambian de personalidad y sus vidas giran en torno a eso y ya solo saben hablar de esas cosas.

Y como todos están casados, van a casarse o están embarazados o ya tienen niños… todas las miradas giran hacia tu persona. Y te das cuenta de que estás en el punto de mira de las familias modernas. Y ya no es un: ¿qué tal tu día?. No. Ahora te preguntan: ¿y cuándo vas a sentar la cabeza? ¿cuándo nos vas a traer un niño? ¿para cuándo un novio?

Ostras. Es que no lo tenía ni pensado. Me agobia.

Lo peor es que todo el mundo intenta convencerte de que tienes que cambiar de forma de ser y de forma de ver el mundo y buscar a alguien que te de un niño y que te cuide. Pero alguien cualquiera no, alguien que venga bien a tus amigos para poder salir de fiesta con él y que vayamos en parejitas a los sitios. Porque si tengo un novio que no viene de fiesta con nosotros no vale. Caramba.

De repente el apoyo a tus actividades como espíritu libre y a tus ganas de emprender se convierten en otra cosa. Empiezan a decirte que la vida que llevas está bien para un tiempo pero que no puedes estar así eternamente, que tienes que encontrar el amor y buscar una estabilidad, que ojalá pudieras sentir lo que sienten ellos… blablablá.

No. Yo no quiero tener un novio. Automáticamente se da por sentado que cuando tengo un novio tengo un llavero que viene a todas partes conmigo y cuando lo he tenido han preguntado más por él que por mí y luego con él no se han llevado. Ni mis amigos, ni mi familia. ¿Para qué quieren haya un hombre en mi vida? Lo quieren para ellos, no lo quieren para mí. Y no tengo por qué tener un novio para complacer a los demás.

Prefiero la libertad y la confianza de poder follar con amigos a que me den la brasa todo el tiempo con la misma persona. Y no, ninguno de ellos viene a mis cenas familiares, ni a mis reuniones. Ni van a hacerlo jamás. Y si tuviera un novio tampoco lo llevaría. Que les den.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on November 18, 2015 by in Crítica, Social and tagged , , , , , .

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,990 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 104 other followers

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

%d bloggers like this: