Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

La hormiga y la cigarra: en busca del sol que más calienta

Parece mentira lo que cambia el panorama aquí de verano a invierno, de primavera a otoño. Las personas que trabajamos todo el año sólo notamos la diferencia en cuanto a producción, jornadas remuneradas, temperaturas y diferentes piezas de caza. Sí, es así, la diferencia entre primavera e invierno es el corzo o el jabalí, entre la primavera y el verano están los calabacines o los tomates y los pimientos, las patatas, las cebollas, en invierno los ajos, las espinacas… y pasa el tiempo y vuelven las cerezas en mayo-junio, el arándano en julio, la ciruela entre julio y agosto, la vendimia en septiembre… y luego la temporada de las castañas y así sucesivamente…

Eso las personas que trabajamos todo el año.

Y cuando no hay trabajo remunerado y se reducen las tareas del huerto y de la granja debido a la bajada de temperatura, tienes más tiempo para seguir haciendo reformas en casa, para arreglar paredes, suelos, hacer muebles, coser, bordar, pasear, hacer más ejercicio en casa… siempre hay cosas que hacer para las personas trabajadoras.

Sin embargo, hay personas que no trabajan nunca que son como las rémoras y las garrapatas. Personas que se arriman siempre al sol que más les calienta. Esas personas cambian el panorama de invierno a verano y hacen que el cuento de la hormiga y la cigarra cobre más sentido en un mundo rural como éste.

Las hormigas somos eso: hormigas, y tanto dentro como fuera del hormiguero siempre andamos trabajando. En los meses de calor aprovechamos para ganar el máximo posible de dinero y para llenar el almacén de comida: carne de la granja, huevos, conservas del huerto, congelados… así, durante los meses de frío que no hay quien salga del hormiguero ya no tenemos que buscar la comida fuera de casa. Tal y como hacían las antiguas sociedades semi nómadas de los primeros tiempos.

Las rémoras son las cigarras. No trabajan ni estudian ni se esfuerzan por llenar sus arcones. La mayoría de ellas tienen a quién parasitar: padres, tíos, hermanos o hermanas, primos… siempre tienen algún familiar que se apiada de sus almas y les acoge en su seno para que no pasen hambre, total, a la familia hay que cuidarla.

Pero son cigarras. En invierno se sienten solas y, aunque tengan una chimenea y comida en casa de sus familiares, se sienten solas y no les gusta estar aisladas. De modo que buscan a las hormiguitas y se te pegan para que les hagas compañía, para tener alguien de su edad a quien ponerle la cabeza como un bombo contándole sus mil problemas que tienen de estar acostumbradas a no hacer nada y tener de pronto un día que hacer alguna mínima cosa.

Una de ellas me contaba un día que había pasado una semana infernal porque su familia hormiga había tenido que ir al hospital debido a un problema de salud y se había quedado sola. La pobre, qué mal lo pasó, tenía que limpiar la casa, hacer la compra, hacer la comida, la cena, el desayuno, atender a los perros, fregar la cocina… todo ella solita. Evidentemente, no se daba cuenta de que todo lo que ella llamaba ‘suplicio’ no era más que la rutina habitual de un día tranquilo en la vida de una hormiga, en mi vida, por ejemplo.

Esa pequeña cigarra parásita se pasa el invierno escribiéndome whatsapps para que cambie mi rutina y le haga compañía. Me pide que la lleve a los sitios porque tengo coche y me pide que la ayude a hacer las cosas. Hubo un tiempo en el que le hacía caso y le hacía las cosas. Después tomé la firme decisión de contestarle: ‘claro, cuando quieras hacerlo vienes y te ayudo’; y funcionó, nunca ha hecho nada más que decir ‘a ver cuándo…’ y jamás ha tomado la iniciativa para hacer nada.

Luego llega verano y la pobre cigarrita se queda sola porque la hormiguita tiene más trabajo que nunca (sí, el verano es mi época laboral, el invierno es mi descanso y me gusta que sea así) y no tiene tiempo de hacerle casito. Pobre. Pero no pasa nada, en verano el pueblo se llena de cigarritas y se juntan todas a beber cerveza, a fumar porros, a calentarse las unas a las otras, van al río, practican sexo, se divierten… y se olvidan de las hormiguitas cuando las llamamos para pedirles ayuda.

Seh… la sociedad es así. Las cigarras siempre se arriman al sol que más calienta. Por eso las hormigas somos hormigas, porque en invierno tenemos los pies calientes, el estómago lleno y la satisfacción de poder permitirnos nuestro lujoso descanso después de haber currado como campeonas. En invierno podemos hacer los planes de mejora para el año que viene, podemos juntarnos todas al calor de la chimenea y de la bodega a comer el corzo y el jabalí, a hacer planes, a buscar a qué conciertos vamos a ir y cómo organizaremos las próximas fiestas de verano, a hacer proyectos y planes y, sobre todo, a ser felices.

Nuestro sol que más calienta, a fin de cuentas, es el que encendemos con la leña que nosotros mismos talamos, el del vino que nosotros mismos hacemos, la comida que nosotros mismos cocinamos y los/as amigos/as de verdad, que estamos presentes todo el año para trabajar y para divertirnos.

 

la cigarra y la hormiga

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,922 personas

También me gusta

Lo que dice la gente:

AnonimaGeek on Dark whispered lullaby
Maria on Dark whispered lullaby
AnonimaGeek on Curación
jackchatterley on Curación
jackchatterley on Curación

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 99 other followers

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

%d bloggers like this: