Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

Libre, ebria y poderosa

Hoy me he sentido poderosa: libre, ebria y poderosa.

Guerrera de Luis Royo

Derechos de Autor de Luis Royo.

La noche no me da miedo, es mi aliada, es mía, me pertenece. Sigo estando invitada a las partidas de rol, y Marco no me habla… me ha visto y me ha mirado fijamente largo tiempo mientras yo le hacía el vacío. No le necesito, ni a él ni a nadie. Se ha puesto nervioso y se ha largado. No soporta estar en el bar al mismo tiempo que yo (es su problema, a mí, francamente, me da igual).
Anoche salí. Me sentía tan orgullosa y tan feliz con mi trabajo, que salí a celebrarlo. Antes de venir a esta ciudad, antes de empezar a salir a mi novio… yo siempre fui una solitaria. Salía por ahí yo sola. Me gustaban los bares de metal (porque la gente no baila y no va tanto a ligar como en las discotecas) y, aunque no os lo creáis, iba a esos sitios a leer o a observar a la gente, sin más. Y eso fue lo que hice anoche.

Llegué muy contenta al bar de Máster y me encontré de frente con Marco, sentado a lo “Antonio Banderas” con la misma ropa que lleva poniéndose una semana entera. Me echó una mirada fulminante, pero yo no le dediqué ni una milésima de segundo. Básicamente, le miré de la misma manera que miro a todos y cada uno de los desconocidos de un local cuando entro.

Llegué dando saltitos a lo largo de la barra, sonriente y feliz y Máster, contagiado por mi sonrisa, me contempló y me preguntó alegremente que qué quería.

“¡Caña, caña, caña, caña, caña!”

“¿Te vas a pescar?”

“¡No! ¡De crema y chocolate!”

Nos reímos. Me puso mi caña, le conté que estaba terminando por fin mi primer trabajo serio y que estaba muy contenta y muy orgullosa (todo bien alto, para que Marco pudiera oírlo) y que me apeteció un descanso. Me preguntó por Daniel y Ariadna, le conté que cené con ellos y hablamos un rato. Luego vino su novia.

La novia de Máster trabaja con Intermón Oxfam. Yo siempre me he dicho a mí misma que cuando tenga un trabajo económico colaboraré con una ONG. Sé lo que piensa mucha gente de las ONGs, pero no todo está perdido. De todos modos, es cuestión de cada uno. La cosa es que yo estaba interesada y se daba la casualidad, así que estuve hablando con ella y le dije que estaba dispuesta a colaborar con esa ONG en concreto, a parte de porque ya la conocía y tenía ganas, porque puestos a escoger una, por qué no una en la que trabaje una amiga desesperada por mantener su puesto de trabajo y así matar dos pájaros de un tiro.

Ella se puso súper contenta, sacó los papeles y me hizo el contrato en el acto. Se le puso una cara de ilusión tremenda y Máster me agradeció muy sinceramente la doble colaboración con el mundo. Estaba contenta. Marco lo vio y presenció todo porque él tiene su sitio en el rincón y yo, que he sido una solitaria de bares durante mucho tiempo, me senté justo a ese lado (es mi costumbre). Además, me apetecía que me viera contenta, feliz y radiante.

Noté poco a poco cómo se iba tensando a mi lado conforme pasaba el tiempo y yo hablaba con Máster y Máster hablaba con los dos. No respondía a los comentarios de Marco, pero sí participaba en las conversaciones dirigiéndome directamente a Máster, con naturalidad, obviando su presencia pero sin ignorar sus bromas y chistes estúpidos. Creo que eso le sentó peor aún.

Tal y como yo esperaba, se terminó la Coca-cola y marchó del bar. Después, Máster me miró, sonrió y me dijo:

Ya he visto que no os habláis

Sin más, su última jugada no me ha gustado nada y me he quemado“, sonreí con indiferencia, mirándole directamente, “Seguro que te contó su versión. De todos modos, sin más, me resulta indiferente, tanto para estar aquí como para jugar a rol

A mí no me ha contado nada

En ese caso, si te lo cuenta… te contará su historia, luego si quieres pregúntame la mía y nos echamos unas risas… si no, ya te lo contaré un día de estos, fuera del bar, tomando algo por ahí…

Así quedó. Máster sigue siendo simpático conmigo y estuvimos hablando de la próxima partida de rol a la que, por supuesto, iré.

Efraín sabe la historia. Mordraunt sabe la historia porque me preguntó por facebook qué había pasado. Así que se lo conté todo. Sin cortarme. Se sorprendió, pero me dio la razón. Y Máster escuchó lo que pasó el día de marras, estaba allí cuando yo grité a Marco y cuando Ariadna y Daniel pusieron a parir a Marco. Jugaré a rol y para mí todo seguirá como siempre y me lo pasaré bien. Y sólo habrá una única persona en la mesa que lo pasará mal. La misma persona que dejó de jugar al Pócker porque perdió y le humillaron después de aguantar sus humillaciones cada vez que ganaba. La única persona que no ha mandado ni un único currículum a las empresas de sus amigos después de que éstos les recomendaran. La única persona que sigue sin hacer absolutamente nada con su vida.

Anoche también apareció una chica seria con cara de triste. Yo no la conocía de nada y sigo sin conocerla de nada. Pero sí que conozco su expresión, porque era la misma expresión que tenía yo el jueves pasado cuando Efraín me rescató. La hice reír un rato, sin preguntarle nada y la invité a un chupito. Ella se sorprendió y me dijo que no tenía dinero y yo la dije que no se preocupara, que conocía su expresión, que había tenido un muy mal día hace poco y que me apetecía brindar con alguien pero no encontraba con quién. La convencí de que no tenía la obligación de aceptarlo ni de contarme absolutamente nada. Y finalmente brindamos. Se animó un poco. Luego vinieron a buscarla y se marchó. Resulta que Máster la conocía.

Es curioso. Todas las personas que van a los bares a beber solas lo hacen mientras esperan a que pase algo. Todo el mundo espera. Yo no, sólo contemplo a los que esperan para ver si logran encontrar eso que tiene que llegar.

Cuando salí del bar, me pasé por donde Apú. Compré falafel y una ración de patatas. Las patatas eran para cuando llegara a casa y el falafel me ha venido de miedo para curar la resaca. Apú se sorprendió de verme sola y le conté que estaba mejor sola que mal acompañada. Y, sinceramente, así es… porque al estar sola y ser las patatas sólo para mí no le pusieron nada de carne, pero sí mucho queso y sólo salsa blanca… uhmmmm. Creo que en solitario salgo ganando.

falafel

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,974 personas

También me gusta

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 104 other followers

Erotismo en guardia

Poesía erótica y escritos desde el corazón!

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

%d bloggers like this: