Anonima Geek

Anónima, Geek y, para colmo, emprendedora… tengo todas las papeletas para salir mal parada.

“M” de Madrid y Michael Schenker

Estuve en el concierto de Michael Schenker el pasado domingo. BRUTAL. Qué sonido, qué ritmo, qué… no hay palabras. Subo fotos y vídeos para que os hagáis una idea.

El concierto fue en Madrid .

La verdad es que toda la idea fue de Marco hace muchos meses. La vida de autónoma en proceso de lanzamiento hace que tenga que planear estas cosas con mucha antelación para poder afrontar los gastos. Así que teníamos las entradas desde hace por lo menos uno o dos meses.

This slideshow requires JavaScript.

La odisea fue genial. Nos reímos muchísimo y sacamos un montón de fotos geniales.

Sólo hubo un problema: Madrid.

No es un problema en los términos en que la gente odia a Madrid, normalmente. Yo adoro esa ciudad. Será porque no tengo coche, o porque no tengo dinero, o porque no vivo allí, o… yo qué sé. Sencillamente, adoro Madrid. Para mí, que siempre he soñado a lo grande, Madrid representa eso: todas mis fantasías hechas realidad.

Adoro la ciudad por su caos organizado y por su diversidad. Lo que más me gusta de Madrid es su ritmo, su música interna. La gente no suele apreciarlo. Pero allí me siento tan anónima, tan desconocida por todos y tan insignificante, que me siento feliz y a gusto.

Antes iba mucho a Madrid. He dormido en Atocha y en la Línea 6 de Metro. He pasado fines de semana de fiesta en Vallecas y en Argüelles y en Getafe… y en Tres Cantos (aunque eso no es Madrid del todo). Y me he perdido en las salas de Exposición del Prado, en los jardines del Retiro, en los de Aranjuez. Y me he sentido diminuta junto a las Torres de La Castellana.

No había vuelto a Madrid desde… bueno. Seré sincera. A pesar de que una de mis lectoras sabe quién soy y seguramente reconocerá toda la historia, voy a confiar en ella y voy a contarlo todo. Tal cual.

No volvía a Madrid desde la última vez que fui a un Expocomic con V. Fue tan significativo en mi vida que soy incapaz de darle un nombre falso, V me gusta, como V de Vendetta . Porque le pega en cierto modo, le queda bien. Tampoco he vuelto a ver esa película desde entonces, qué cosas.

Fue una historia muy rara. Nos conocimos por casualidad a través de un comentario fortuito en un evento chorra de Internet. Mi idea era ponerlos a parir para que dejaran de pasarme basura. Le gustó y me escribió un privado para decirme que le había molado  lo que había escrito al respecto.

Todo lo demás… fue así. Empezamos a escribirnos, luego nos pasamos al teléfono y un día me invitó a ir. Era una etapa rara en mi vida y necesitaba desesperadamente agarrarme a alguna cosa que me hiciera escapar de toda la mierda que tenía allí, así que… ¿por qué no? Fui. Y me gustó.

Pasé todo el fin de semana encerrada en su casa sin ropa. Y si no fue ese fin de semana, fue el siguiente en el que te conocí S. Me caíste bien y no me he olvidado nunca de ti (aunque lo parezca). La verdad, es que no me he olvidado ni de ti, ni de M ni de V… ni de Madrid, claro.

El problema fue que yo era la única persona que lo veía así.

Me autoconvencí de que esa historia saldría bien, de que con mi carrera y con su apoyo todo podía ser posible, al fin y al cabo, era cuestión de tiempo que mi trayectoria laboral me llevara hasta allí: Madrid, la cuna de la modernidad, de la Comunicación y de la Generación de Contenidos. El lugar perfecto para que una licenciada en Publicidad y RRPP probara suerte a nivel profesional.

Tenía tan pocas cosas en mi vida, que V se convirtió en un mundo para mí. Le complacía, le obedecía en cierto modo. Fui una estúpida. Le daba lo que él quería y no me daba cuenta de que él sólo me utilizaba para desahogar sus frustraciones. Nunca fui importante para él. Pasamos años así. Pasé mucho tiempo llorando sola en el agujero en el que vivía (hacía mucho tiempo que ya no vivía con mis padres).

Un día me di cuenta de que no merecía la pena llorar por un tío que, sencillamente, había dejado de hablarme. Me hizo a un lado de su vida y un buen día me enteré por M de que tenía otra chica. No me molestó que estuviera con otra, me molestó que se deshiciera de mí como un trapo usado. Entonces, lo que yo había llegado a pensar que podría haberse convertido en amor, se transformó en ira. Despecho, si lo prefieres.

Un día me habló por Internet.

Cada vez que recuerdo aquella conversación… me encanta. Estaba tan enfadada que le dije todo lo que pensaba a bocajarro, sin contemplaciones. Nunca me enfado con las personas. Sólo me molesto, me ofendo, me cabreo… pero eso son sentimientos pasajeros. Aquella vez me enfadé de verdad (y todavía sigo enfadada), así que todo lo que le dije se lo dije porque se lo merecía y aún a día de hoy no he cambiado de opinión.

No volví a hablarle. Le retiré la palabra y todo el contacto. Literalmente, lo hice desaparecer de mi vida. Estaba harta de sufrir por un capullo y la mejor manera de no pasarte las horas mirando a un contacto conectado por si te escribe es eliminándolo de la lista de contactos. Si no sé si se conecta, poco me importa si me habla o no.

Volvimos a vernos un fin de semana, años después.

Quedé allí con un amigo. Conforme íbamos a los Bajos de Argüelles ya sabía que le encontraría, así que me puse todo lo guapa que podía estar. Al primero que encontré de frente fue a M. Le saludé, estaba contenta de verle. Y cuando le vi palidecer supe que V estaba allí. No sólo allí. Miré a mi derecha y me lo encontré de frente, a escasos centímetros de mi cara.

Hola“, le dije con una sonrisa.

Se asustó. Corrió hacia M, me señaló con un dedo, con los ojos como platos y preguntó:

Esa de ahí… es B. ¿Verdad?“, M no dijo nada, “¿Es ella?“, M asintió, yo no dejaba de mirarle (no podía), “¿seguro?“.

Volvió hacia mí. Me agarró por los hombros, me miró de cerca y me ruboricé. Volver a olerle tan de cerca era demasiado para mí. Por alguna extraña razón, cuando V esta cerca, el mundo desaparece. V es capaz de abarcarlo todo cuando me mira con esos ojos tan grandes.

Dijo que estaba preciosa. Me besó y salió a esconderse en un bar. Alcohol. Estaba borracho. Pero su beso lo cambió todo en mí. Me encabroné. Dejé tirado a mi amigo, con M, y abrí la puerta del bar. Me encontré de frente con V, le agarré del cuello de la camisa y le besé de la misma manera.

Luego él habló con M y marchó a casa sin decirme nada. Así que emborraché a M para sacarle información y me dijo que él había dicho que estar cerca de mí era como ser diabético y estar en un buffet libre de dulces. Al día siguiente, M lo organizó para que nos encontráramos en un evento en Madrid y pasé aquella noche en casa de V. Como en los viejos tiempos.

Luego fui al siguiente Expocomic, a casa de V.

Estuve creyendo que recuperaría esa rutina hasta ese mismo fin de semana. Fue un gilipollas. Me mintió, me utilizó, me ignoró, nos acostamos, consiguió lo que buscaba y fue muy frío conmigo. Creo que aquel fin de semana fue la última vez que te vi, S. Recuerdo que dijiste: “cariño, creía que no volvería a verte” y eso me sacó una sonrisa, me hiciste un poco feliz. Al menos le diste un poco de color a un fin de semana horrible.

Después de aquello desistí y no volví a hablar con V. Una vez, me escribió para preguntar qué tal me iba. Fue cuando le echaron de aquella asociación (L). Me preocupé, lo vi en su Facebook y le pregunté a M qué tal estaba y demás… debió de ser duro. Así que me preocupé. Pero a V le molestó que me preocupara y discutimos un montón. Así que… pasé.

Hace un mes volvió a escribirme. No fue como otras veces, en las que me mandaba un privado por una red social gratuita… me mando un mensaje al móvil insinuando que quería hablar conmigo. Me intrigó y le contesté. Así que volvimos a hablar. Dijo que todavía estaba interesado en el plano sexual conmigo y me invitó a volver a Madrid.

Reflejo de Madrid sobre unas gafas de sol¿Sabes, S? Lo peor de volver a Madrid ha sido volver sin él. Es un gilipollas, y no merece que le avise la próxima vez que vaya a la gran ciudad. Esa última conversación me ha dejado claro que no merece la pena. ¿Sexo? ¿Después de tantos años me escribe para volver a acostarse conmigo? No ha madurado nada. Estoy en otra ciudad, vivo con mi pareja y estoy invirtiendo todo mi esfuerzo y mi dinero en montar una empresa. Y V me escribe para venderme… ¿sexo? Y encima a un precio que no puedo pagar (no tengo dinero para ir a Madrid cualquier fin de semana).

Y a pesar de todo, no puedo olvidarme de él. No puedo dejar de pensar que me habría encantado encontrarme con él en Madrid cuando fui. Estuve recorriendo todas las calles que he recorrido tantas veces con él y mientras Marco me hablaba yo sólo podía escuchar las cosas que V me contaba cuando caminaba por aquellas calles. Supongo que no voy a poder borrarle nunca de mi cabeza. Y, sin embargo, estoy segura de que esa historia está muerta. Tan muerta como toda la ilusión que tuve por ella alguna vez.

Advertisements

One comment on ““M” de Madrid y Michael Schenker

  1. Pingback: Pacto con el Diablo | Anonima Geek

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IMPORTANTE

Todo lo que escribo es REAL 100% (más o menos). Para preservar el anonimato, todos los nombres de las personas que aparezcan en este blog serán sustituidos por nombres ficticios.
No me malinterpreteis. Me encanta herir sensibilidades, pero es que la gente no tiene sentido del humor con estas cosas y la verdad duele demasiado como para decirla tal cual.

Ya lo han visto

  • 7,920 personas

También me gusta

Lo que dice la gente:

AnonimaGeek on Dark whispered lullaby
Maria on Dark whispered lullaby
AnonimaGeek on Curación
jackchatterley on Curación
jackchatterley on Curación

Lo están leyendo

Si no eres de acordarte de los enlaces, clicka para actualizaciones por correo electrónico.

Join 99 other followers

Chairybomb

Honest Furniture Reviews

Moonlight Psychology

PSICOLOGÍA: Terapia, Talleres, Blog // PSYCHOLOGY: Therapy, Workshops, Blog

Agrudur79's Blog

Just another WordPress.com site

Garota ao Avesso

"Blogueira apaixonada por Histórias e Pessoas".

You're the worst

Relatos no autobiográficos escritos en estado inconveniente .Sátira de el día a día . Por J.D.Pilipakis

Be Like Water

Music, Film and Life

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

O Sherman Stories

La escritura, mi pasión.

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

Bake & Read

Delicious recipes, Great stories & Food reviews!

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

%d bloggers like this: